Las Carmelitas Descalzas somos mujeres que, habiendo sido fascinadas por Jesucristo, el Amigo verdadero, (como lo llamaba Santa Teresa de Jesús), seguimos sus pasos formando FRATERNIDADES ORANTES AL SERVICIO DE LA IGLESIA

En el siglo XVI, Santa Teresa de Jesús, impulsada por abundantes gracias místicas, renovó el Carmelo, orientándolo por completo a la oración y a la contemplación divina, como servicio misionero a Jesús y su Iglesia. Porque la oración es encuentro personal con Dios, un Dios que quiere darse a los hombres, y en esa misma entrega lo va purificando para un encuentro cada vez más profundo con él y con todos los hombres, sus hermanos.

 

Viviendo la castidad consagrada como alianza de amor con Dios, la pobreza como desasimiento de todo lo creado y la obediencia como creciente configuración con Jesús, el Dios humanado, forman Comunidades orantes al servicio de la Iglesia en un apostolado puramente contemplativo.

 

 

Cada comunidad representa de un modo especial a la Iglesia orante y ejerce el ministerio de la oración en favor de todo el Cuerpo Místico de Cristo y de las iglesias particulares.

 

 

 

 

Santa Teresa armonizó una vida de silencio y soledad con una profunda vida fraterna a la manera del "pequeño colegio de Cristo". En efecto, las Carmelitas, en su continua búsqueda de Dios se retiran "al desierto adónde El llama y conduce para hablar al corazón" (Os. 2,l6). Pero sabedoras que "la caridad crece al ser comunicada", se ayudan mutuamente en el camino de la santidad teniendo como norma suprema el amor que Jesús recomendó.

 

EN SOLEDAD:

• -Oración personal
• -Trabajo manual
• -Estudio y lectura espiritual


EN COMUNIDAD:

• -Celebración de la Eucaristía y
• -Liturgia de las Horas

• -Mesa común
                                         • -Encuentro en recreación fraterna

 

 

 

 

 

 

 

“Un alma que se eleva, eleva al mundo”. Teresa vivió la oración como don, servicio eclesial y misión. Que el amor de Dios llegue a ser conocido por toda la humanidad.

 

“Puesto que el «el celo de una carmelita debe abarcar el mundo entero» espero ser útil, con la gracia de Dios, a más de dos misioneros; no podría olvidarme de rogar por todos los sacerdotes... Quiero, en una palabra,  ser «hija de la Iglesia» como lo era nuestra Madre Santa Teresa"
Sta. Teresita del Niño Jesús

 

 

 

 

Al estilo del Carmelo Teresiano, las hermanas brindan a todos una acogida fraterna y un tes-timonio gozoso de su propia vida, difundiendo el amor a la oración. 

 

 

 

 

 

Las Hermanas Carmelitas Descalzas estamos
al noreste de la ciudad de SANTA ROSA, junto a Casa NAZARET

Monasterio “Santa María de La Pampa”
Arriaga s/n – Villa Nazaret
Casilla de Correo 378
L – 6.300 – WAD – SANTA ROSA (La Pampa)
Teléfono: (02954)  434739
Email: carmelitasdescalzaslp@gmail.com
Horario: De 16 a 18 hs.

 

[No tenemos Hospedería abierta a los fieles]